5 tratamientos caseros para el crecimiento del cabello

«

Tratamientos caseros para el crecimiento del cabello

Huevo

El huevo crudo es uno de los mejores elementos para poder cuidar y hacer crecer a tu cabello. La yema es rica en proteínas y grasas y funciona como un humectante por naturaleza para el cabello seco.

Además, la clara cuenta con enzimas que suprimen las bacterias y te ayudan a remover el exceso de grasa, lo que le convierte un elemento especial para los cabellos grasos. 

Solo tienes que aplicarlo sobre tu cabello durante 20 minutos y luego enjuagar con agua fría y usar el champú de costumbre. Aplica las claras cada 15 días y la yema o el huevo entero solo una vez al mes.

Yogurt

Otro de los tratamientos caseros para el crecimiento del cabello y que funciona de maravilla es el yogurt.

Solo tienes que aplicar una taza de este alimento durante unos 20 minutos y enjuagara con agua tibia y después con fría. Por último, haz uso de tu champú como de costumbre. Puedes aplicarlo una semana sí y una semana no.

Limón y aceite de oliva

Para este tratamiento, solo tienes que hacer uso de dos cucharadas de aceite de oliva, dos de limón y de agua. Esto los aplicas sobre tu cuero cabelludo mientras lo masajeas.

El ácido que posee el limón te ayudará eliminar los pedazos de piel, humectará el cuello cabelludo y verás como crecerá más sano, rápido y fuerte.

Mezcla de cerveza

Si tienes el cabello fino y deseas que sea abundante, entonces debes saber que, este es uno de los tratamientos caseros para el crecimiento del cabello que puede ayudarte con ello.

Solo haz uso de media taza de cerveza en un recipiente durante dos horas. Añade una cucharada de canola y un huevo crudo.

Aplicalo en tu cabello limpio y deja actuar por 15 minutos, para luego enjuagar. Levadura de la cerveza te ayuda no solo a que tengas un mayor volumen, sino en el crecimiento.

Si crees que es un proceso muy largo, solo tienes que rociar con un atomizador la cerveza ya reposada. Puedes usarlo una semana sí y otra no.

Miel

La constante exposición al sol, al agua caliente y a la plancha resecan tu cabello, lo debilitan y ocasiones retrasa su crecimiento; para evitar esto haz uso de la miel, la cual es un humectante natural.

Unta una media taza de miel sobre tu cabello, masajealo con los dedos y deja actuar por 20 minutos.

Si deseas una mayor absorción y eficacia, puedes aplicar una a dos cucharadas de aceite de oliva en tu cabello para que la absorción sea mucho más sencilla y puedas desenredar tu cabello mucho más fácil.

«

Esta entrada fue extraída de la siguiente página.

Vayan a visitarla y disfruten todo el maravilloso contenido que tiene respecto al cuidado facial, corporal y del cabello.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: